¿TIENES MIEDO AL ÉXITO?

Muchas veces escuchamos a la gente decir que quieren hacer algo pero no hacen nada para realmente hacerlo. Esto se puede deber al miedo al éxito, el cual es fácil de detectar en otros pero no en nosotros mismos. Una vez que lo detectes te podrás dar cuenta de que te estás saboteando a ti mismo, estos tres puntos te ayudarán a hacerlo:

1. Temes que el éxito complique tu vida. Tal vez creas que mayor éxito implicará más trabajo, lo cual te separaría más tiempo de tu familia y de aquellas actividades que tanto disfrutas, o bien que al alcanzarlo tendrás que lidiar con más clientes descontentos y con ataques de la competencia. El tener éxito no necesariamente significa menor tiempo si administras y delegas de la forma adecuada. Respecto a los clientes y competencia, el éxito te permitirá tener la experiencia y equipo necesarios para hacer frente a estas situaciones que aun cuando se diesen no podrían eclipsar tu satisfacción por haber alcanzado tu meta.

2. Te preocupan las opiniones de otros. El éxito implica tener más miradas encima, pero esto no debe generar miedo a los juicios o criticas, ni siquiera si estos provienen de amigos o familia. Debes entender que de cualquier forma las criticas estarán presentes a lo largo del camino pero dependerá de ti si permites que estas determinen tu siguiente paso, lo mejor será escucharlas objetivamente por si existe algo constructivo que te ayude a mejorar pero no permitas que generen emociones que afecten tu desempeño.

3. Tienes miedo a no poder manejar más responsabilidades. Tal vez no estás seguro de tener la capacidad suficiente para hacer frente a las responsabilidades que derivarían del éxito tanto dentro de tu negocio como fuera de este. Nadie está totalmente preparado para lo que viene y si esperas a estarlo nunca vendrá nada importante.

Querer hacer algo es muy distinto a realmente hacerlo, recuerda que un plan ejecutado rápidamente hoy es mejor que un plan perfecto ejecutado la próxima semana. Debes constantemente realizar acciones dirigidas hacia tu objetivo, de forma tal que el actuar se vuelva el hábito y no lo sea el sólo hablar de tus planes y deseos.

Todos decimos querer tener éxito pero tal vez estamos haciendo cosas que no nos permiten alcanzarlo por miedo, y muchas veces no somos consientes de este, por lo que debes hacer un honesto análisis para determinar si esta es la razón que te está deteniendo.

http://Verkko.com.mx

Autor VERKKO®


Verkko® es una empresa de servicios jurídicos y solución de conflictos para emprendedores.

Deja una respuesta