SIGNOS DE QUE MICROGESTIONAS

Microgestionar provoca que los empleados se sientan frustrados y desmotivados. Sin embargo muchos de los jefes que lo hacen no son conscientes de ello. Los signos para detectarlo son:

  • Siempre sientes que tú habrías hecho las cosas mejor.
  • Nunca estás satisfecho con los resultados.
  • Pides constantes actualizaciones de los avances de todos los miembros del equipo.
  • Te enfocas en los detalles y te causa gran satisfacción corregir.
  • Pides que te marquen copia de todos los mails.

Microgestionar puede dar resultados en el corto plazo, pero a la larga impactará negativamente a tu equipo, a tu empresa y a ti mismo. Estos son algunos puntos para que gestiones mejor:

  • Sé abierto a la forma de trabajar de tu equipo y no sólo busques imponer la tuya. Acepta sus puntos débiles y tenlos presentes al asignar responsabilidades.
  • Establece prioridades y determina en qué temas realmente aportas valor.
  • Señala claramente qué esperas de cada tarea asignada pero no des instrucciones de cada paso a seguir.
  • El motivo principal para microgestionar es el miedo a fallar, lo cual contribuye a un bajo desempeño del equipo que aprenderá a sólo seguir tus instrucciones. Reconoce sus habilidades y capacidades.