MÉXICO ES LA GRAN MIERDA ¿Propiedad intelectual o infracción?

 

 

En México se comercializa una chamarra con la frase «MEXICO IS THE SHIT» en la espalda, la cual significa MÉXICO ES LA MIERDA, sin embargo la frase «IS THE SHIT» también se puede interpretar por algunos conforme a un modismo positivo que pretende calificar de manera vulgar algo como lo máximo, así como en español algunos interpretan de la misma forma ser o sentirse «la gran mierda», por lo que cabe decir que la frase en inglés sería equivalente a «MÉXICO ES LA GRAN MIERDA».

A pesar de que si se desconoce el modismo positivo (los propios creadores han manifestado en más de una entrevista que incluso hay estadounidenses o gente que habla inglés que no lo conocen) o si se interpreta literalmente la frase, sin duda ofende al país, varios mexicanos consideran que mediante la misma enaltecen a México y envían un mensaje positivo al mundo, por lo que se ha generado demanda por la prenda, lo que según sus creadores, prácticamente desde su lanzamiento, ha provocando que otras personas sin su autorización comercialicen mercancía diversa que incluye la frase «MEXICO IS THE SHIT».

 

¿Dichas personas estarían violando propiedad intelectual?

Si consideramos que «MEXICO IS THE SHIT» es una marca, debemos atender a lo que establece la Ley de la Propiedad Industrial, que es la Ley que regula la materia en México, la cual en su artículo 87 establece:

«Artículo 87.- Los industriales, comerciantes o prestadores de servicios podrán hacer uso de marcas en la industria, en el comercio o en los servicios que presten. Sin embargo, el derecho a su uso exclusivo se obtiene mediante su registro en el Instituto

Así, para que los creadores de la chamarra pudiesen tener el derecho al uso exclusivo de la marca «MEXICO IS THE SHIT» debería encontrarse registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, lo cual a día de hoy no es así, por lo que puede ser usada por terceros sin que podamos hablar de que están violando un derecho marcario.

Lo anterior se reitera si atendemos a las infracciones o al delito que la legislación mexicana contempla en relación con la imitación, uso no autorizado o falsificación de marcas:

«Artículo 213.- Son infracciones administrativas:

IV.- Usar una marca parecida en grado de confusión a otra registrada, para amparar los mismos o similares productos o servicios que los protegidos por la registrada;

XVIII.- Usar una marca registrada, sin el consentimiento de su titular o sin la licencia respectiva, en productos o servicios iguales o similares a los que la marca se aplique;

…»

«Artículo 223.- Son delitos:

II. Falsificar, en forma dolosa y con fin de especulación comercial, marcas protegidas por esta Ley;

…»

Por lo anterior, al no estar registrada la frase «MEXICO IS THE SHIT», incluso para la demanda de infracción en contra de un tercero por la imitación o uso no autorizado de la marca, no se encontraría un fundamento adecuado al no poder encuadrar la conducta en los preceptos señalados, y la demanda debería ser desechada por el Instituto con fundamento en el artículo 191 de la Ley de la Propiedad Industrial:

«Artículo 191.- Si el solicitante no cumpliere con los requisitos a que se refiere el artículo 189 de esta Ley o no exhibiera las copias de la solicitud y los documentos que a ella se acompañan, a que se refiere el artículo 190 de esta Ley, el Instituto le requerirá, por una sola vez, subsane la omisión en que incurrió o haga las aclaraciones que correspondan; para tal efecto se le concederá un plazo de ocho días, y de no cumplirse el requerimiento en el plazo otorgado se desechará la solicitud.

También se desechará la solicitud por la falta de documento que acredite la personalidad o cuando el registro, patente, autorización o publicación que sea base de la acción, no se encuentre vigente

Si bien no se encuentra registrada, existe una solicitud de registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial de la marca «México is the shit» (sic), presentada el 20 de octubre de 2016, en la que no se indicó fecha de primer uso y se señaló como titular a Enrique Ahmed Bautista Domínguez, no al diseñador Anuar Layón, lo cual se ha de deber a algún acuerdo entre ellos y hacer cualquier manifestación al respecto implicaría meras suposiciones, pero ¿debería el Instituto otorgar el registro de la misma?

No debemos olvidar que la frase significa «MEXICO ES LA MIERDA», por lo que a pesar de que algunos la puedan interpretar conforme a un modismo urbano positivo, la interpretación literal no se extingue sino por el contrario es la única que podemos aseverar que es correcta sin importar la persona que la perciba, ni el lugar y el tiempo en que se llegue a interpretar la frase, por lo que el Instituto debería negar dicho registro con fundamento en el artículo 4º de la Ley de la Propiedad Industrial:

«Artículo 4º.- No se otorgará patente, registro o autorización, ni se dará publicidad en la Gaceta, a ninguna de las figuras o instituciones jurídicas que regula esta Ley, cuando sus contenidos o forma sean contrarios al orden público, a la moral y a las buenas costumbres o contravengan cualquier disposición legal.»

El artículo anterior no sólo es el fundamento para que «MEXICO IS THE SHIT» no deba ser registrada como marca, sino que también elimina la posibilidad de protegerla mediante alguna otra figura de Propiedad Industrial como el aviso comercial o el dibujo industrial. Sin embargo, siempre existe el riesgo de que, a pesar de lo antes manifestado, se otorgue el registro, en cuyo caso este se encontraría viciado de nulidad con fundamento en la fracción I del artículo 151 en relación con el ya mencionado artículo 4º, ambos de la Ley de la Propiedad Industrial:

«Artículo 151.- El registro de una marca será nulo cuando:

I.- Se haya otorgado en contravención de las disposiciones de esta Ley o la que hubiese estado vigente en la época de su registro.

…»

Acción que conforme al mismo artículo podría ejercitarse en cualquier tiempo, es decir que dicha acción no prescribiría.

Claramente no se debe otorgar la protección mediante alguna figura de propiedad industrial a la frase «MEXICO IS THE SHIT», pero ¿podría estar protegida por Derecho de Autor?

El artículo 165 de la Ley Federal del Derecho de Autor, la cual regula la materia en México, establece:

«Artículo 165.- El registro de una obra literaria o artística no podrá negarse ni suspenderse bajo el supuesto de ser contraria a la moral, al respeto a la vida privada o al orden público, salvo por sentencia judicial.»

En virtud de dicho artículo, contrario a lo que sucede en Propiedad Industrial, no podemos alegar que no se debe otorgar la protección por ser contraria a la moral, al respeto a la vida privada o al orden público. ¿Pero qué pretenderíamos proteger? ¿»MEXICO IS THE SHIT» constituye alguna obra protegida por Derecho de Autor? ¿Alguno podrá estar tentado a decir que se trata de una obra literaria? A fin de evitar tentaciones imprudentes, como la frase en sí, cabe señalar el artículo 14 fracción V de la Ley Federal del Derecho de Autor:

«Artículo 14.- No son objeto de la protección como derecho de autor a que se refiere esta Ley:

V. Los nombres y títulos o frases aislados;

…»

Así, los creadores no pueden alegar que la frase «MEXICO IS THE SHIT» constituye propiedad intelectual alguna, ya que como se ha mencionado no se le puede considerar una obra, ni debe ser protegida mediante alguna figura de propiedad industrial, siendo sólo una frase que literalmente ofende a México o que en el mejor de los supuestos también, más no sólo, es un modismo urbano positivo, por lo que en principio podríamos afirmar que puede ser usada o comercializada por quien así lo decida, sin embargo es muy importante advertir tanto a los creadores de la chamarra como a los demás que decidan usar dicha frase, que su conducta puede considerarse una infracción al encuadrar en la fracción VII del artículo 213 de la Ley de la Propiedad Industrial:

«Artículo 213.- Son infracciones administrativas:

VII.- Usar como marcas las denominaciones, signos, símbolos, siglas o emblemas a que se refiere el artículo 4º. y las fracciones VII, VIII, IX, XII, XIII, XIV y XV del artículo 90 de esta Ley;

…»

«Artículo 4º.- No se otorgará patente, registro o autorización, ni se dará publicidad en la Gaceta, a ninguna de las figuras o instituciones jurídicas que regula esta Ley, cuando sus contenidos o forma sean contrarios al orden público, a la moral y a las buenas costumbres o contravengan cualquier disposición legal.»

Por lo que no sólo no sería procedente una demanda por una supuesta violación a propiedad industrial sino que alguien con interés jurídico les podría demandar una infracción con fundamento en los artículos mencionados.

Al ser una marca que carecerá de valor dado que no debe permitirse su registro y por ende no se obtendrá el derecho a su uso exclusivo, y que el uso de la misma implica el riesgo de encuadrar en una infracción, es claro que los creadores no recibieron asesoría jurídica o que la que recibieron no fue la más adecuada, por lo que el caso puede servir de ejemplo a cualquier emprendedor antes de invertir en el desarrollo de una marca que no podrá proteger, ni explotar adecuadamente mediante licencias o su transmisión, ya que si bien la Ley de la Propiedad Industrial permite celebrar dichos convenios respecto a las solicitudes en trámite, en este caso sería un error celebrarlos dado que la marca no es registrable o en caso de obtener el registro este se encontraría afectado de nulidad, ¿otorgaría el Instituto el registro de la marca «MÉXICO ES LA GRAN MIERDA»?

 

Carlos F. Martínez Tripp.