FRASES QUE TE AYUDARAN A SER PERSISTENTE

  • Nada en el mundo puede tomar el lugar de la perseverancia. El talento no lo hará; nada más común que los hombres con talento sin éxito. La genialidad no lo hará; genios sin recompensa es casi un proverbio. La educación no lo hará; el mundo está lleno de educados abandonados. Sólo la persistencia y la determinación son omnipotentes. – Calvin Coolidge.
  • Energía y persistencia conquistan todas las cosas. – Benjamin Franklin.
  • El éxito es casi totalmente dependiente de la determinación y la persistencia. La energía extra necesaria para hacer otro esfuerzo o intentar otro acercamiento es el secreto de la victoria. – Denis Waitley.
  • Nunca permitas que tu persistencia y pasión se conviertan en necedad e ignorancia. – Anthony J. D’Angelo.
  • Cuando conozco personas exitosas les hago 100 preguntas sobre a qué atribuyen su éxito. Suele ser lo mismo: persistencia, trabajo duro y contratar a la gente adecuada. – Kiana Tom.
  • El éxito es tropezar de fracaso a fracaso sin perder el entusiasmo. – Winston Churchill.
  • Al conocer los arboles entiendo el significado de la paciencia. Al conocer el pasto entiendo el significado de la persistencia. – Hal Borland.
  • Si deseas estar al frente, entonces actúa como si estuvieses atrás. – Lao Tzu.

4 PASOS PARA TENER GRANDES IDEAS SEGÚN HARVARD

David Rock y Josh Davis en Harvard Business Review, señalan que para generar ideas solemos creer que el mejor camino es realizar una lluvia de ideas y elaborar una detallada hoja de cálculo con un plan paso a paso. Sin embargo, tanto la evidencia basada en anécdotas como las investigaciones publicadas sugieren que un momento de inactividad es igual o incluso más importante.

La gente suele decir que las mejores decisiones no las toma buscándolas activamente sino tomando una ducha o haciendo ejercicio. Los momentos de inspiración que aportan soluciones inesperadas y brillantes suelen surgir cuando nuestra mente está tranquila y nuestra consciencia se encuentra en reposo. Estos momentos de inspiración pueden solucionar problemas que son muy complicados para nuestra mente consciente.

Dichos momentos pueden ser generados por condiciones específicas, como los siguientes cuatro pasos:

Identifica las señales. Solemos estar rodeados de gente pero el silencio y la soledad son cruciales para dar pie a los momentos de inspiración. La tranquilidad derivada de la meditación ha sido ligada con una mejor toma de decisiones, según los estudios bastaron 15 minutos meditando sin distracciones para tomar mejores decisiones porque esto hacia a la gente más resistentes a sus predisposiciones. Por ello es importante que se tomen descansos para tener un momento a solas.

Mira tu interior. Una vez que te encuentres en un lugar tranquilo enfócate en tus pensamientos e ignora lo que sucede a tu alrededor. Las investigaciones han demostrado que antes de un momento de inspiración el cerebro refleja que la información externa se ha reducido, lo cual permite identificar la gran idea.

El enfoque interno va de la mano con la mente deambulante, Edison de manera rutinaria dejaba que su mente deambulara esperando capturar partes de pensamientos innovadores y tomaba nota de ellos.

Para estimular condiciones óptimas para soñar despierto no se debe saturar el día sino dejar espacios de manera regular.

Aproxímate positivamente. La idea de tomar una decisión importante puede generar mucha ansiedad la cual es el principal enemigo de una visión creativa, la ansiedad genera mucho ruido en el cerebro sin dejar espacio para la introspección. Las investigaciones han demostrado que sentirse incluso ligeramente feliz facilita generar grandes ideas y soluciones creativas a los problemas. Esto se debe a que la gente suele percibir mayor cantidad de información cuando se sienten contentos que cuando están preocupados.

Al tomar una decisión importante debemos tener en cuenta nuestro estado de ánimo y en su caso hacer algo para mejorarlo.

Esfuérzate menos. Nos han enseñado que antes de tomar una decisión importante debemos pensarlo mucho, pero la creatividad surge cuando no se esta haciendo un esfuerzo por decidir qué hacer. Alejarse de la deliberación es clave para una adecuada toma de decisión.

Tomar un descanso de pensar en un problema puede liberar pensamientos inconscientes que permiten darnos cuenta si la estrategia para resolver el problema era incorrecta.

«4 Steps to Having More «Aha» Moments» de David Rock y Josh Davis en Harvard Business Review.

DELEGAR AUMENTA TU CAPACIDAD

Al convertirte en líder debes aprender a dejar de hacer y empezar a liderear. Tal vez tus compañeros y jefes admiren tu voluntad de seguir realizando el trabajo que solías hacer, pero en la medida que tus responsabilidades se vuelvan más complejas será imposible que seas un líder efectivo si continúas por ese camino.

El límite de lo que eres capaz de hacer aumentará en proporción al número de colaboradores que empoderes, de la misma manera dicha capacidad disminuirá con cada tarea de la que innecesariamente te hagas cargo.

Como líder debes volverte más esencial e involucrarte menos, ser esencial y estar involucrado no es lo mismo, así como estar ocupado no implica necesariamente ser productivo. Debes moldear el pensamiento de los demás en lugar de determinar sus planes.

Para saber si estás involucrándote demasiado imagina que te debes ausentar del trabajo una semana y pregúntate si las prioridades avanzarían sin ti.

Al delegar es importante que transmitas tus razones por las cuales consideras que la tarea es relevante, de qué manera el otro encaja para alcanzar el objetivo y qué es lo que está en juego, de esta manera lograrás que realmente se involucre. Al entender lo relevante de su participación para lograrlo, existirá un verdadero compromiso de su parte. Es importante transmitir claramente qué es lo que esperas y asegurarte de que el otro lo haya comprendido.

Evita caer en el otro extremo en el que simplemente te desentiendes del trabajo que realizan tus colaboradores. No se trata de decir que no a todo requerimiento que te hagan, sino de aprender a distinguir cuándo es necesario intervenir, cuándo rechazar, y cuándo atenderlo para determinar quién es la persona más adecuada para hacerse cargo.

Basado en artículo «To Be a Great Leader, You Have to Learn How to Delegate Well» de Jesse Sostrin, publicado en Harvard Business Review.

COBRAR BARATO ES UN ERROR

Suele ser difícil para un asesor o para un freelancer determinar cuánto cobrar por su experiencia y su tiempo. Cabe la posibilidad de que los clientes no acepten el monto planteado por considerarlo elevado, pero reducirlo a un punto que lo resientas es aún peor.

No es posible que hagas un buen trabajo para otros si no te es posible mantenerte en el negocio. Cobrar un precio justo es lo que te permitirá crear valor a largo plazo.

Cobrar un precio bajo envía una mala señal, todos tenemos claro que al cobrar un precio elevado podemos no llegar a un trato con los clientes, pero el cobrar un precio bajo puede ser igual de perjudicial ya que puede enviar una señal de inexperiencia o baja calidad. El precio se suele relacionar con la calidad, por lo que si este es percibido como bajo por los clientes transmitirá que los servicios que se ofrecen carecen de valor.

Desarrolla una red de contactos de colegas confiables a fin de que te proporcionen información honesta de las tarifas y términos comunes en tu mercado, esto te permitirá saber si estás cobrando demasiado o si por el contrario estás dejando ir dinero.

Cobrar poco generará que te sientas agotado y desmotivado, ya que sin importar cuánto trabajes la compensación recibida no te hará feliz y tarde o temprano esto se reflejará en tu estado de ánimo y en la calidad de tu trabajo, por lo que deberás ajustar tus honorarios para que estés cómodo y contento con tu trabajo.

Realiza ajustes graduales, puedes ir plantando diversas tarifas a distintos clientes hasta encontrar resistencia de su parte, lo cual será una señal de que debes mantener tu propuesta o incluso reducirla un poco hasta que tu reputación y experiencia te permitan incrementarla de nuevo.

Una vez que hayas determinado una tarifa justa por tus servicios no permitas que esta sea regateada por tus clientes, recuerda todo el tiempo y preparación que han sido necesarios para generar los conocimientos por los que estás cobrando. Siempre habrá alguien que cobre más barato que tú, pero los clientes tarde o temprano aprenderán que basar sus decisiones con base en el precio y no en la calidad es un costoso y en ocasiones peligroso error.

Basado en artículo «Why You Should Charge Clients More Than You Think You’re Worth» de Dorie Clark publicado en Harvard Business Review el 16 de octubre de 2017.

5 PUNTOS PARA AUMENTAR TU CREATIVIDAD

1. Tranquilidad. Planea cierto tiempo cada día alejado de distracciones para pensar. Evita intentar hacer varias cosas a la vez, de lo contrario mantendrás alejada a la creatividad.

2. Compromiso. La creatividad requiere de dedicación, genera el hábito de escuchar las opiniones de tu equipo y de tus clientes, esto te permitirá entender sus necesidades y dirigir tus pensamientos a posibles soluciones.

3. Relajación. La creatividad requiere paciencia y no puede ser forzada. Cuando te esfuerzas en recordar algún dato lo más probable es que no te sea posible, lo mismo sucede con la creatividad, lo mejor es relajarnos para facilitar que se de.

4. Liberar. Acepta que no puedes hacerlo todo, mantén siempre tiempo disponible para actividades ajenas al trabajo e inicia algunas actividades nuevas, esto abrirá tu mente y generará mayor creatividad.

5. Enseña. Quien enseña en ocasiones aprende más que sus alumnos, las dudas y comentarios de estos pueden resultar inspiradores y pueden dar pie a ideas creativas.

10 FRASES PARA FOMENTAR DIVERSIDAD EN TU EMPRESA

1. Diversidad: el arte de pensar juntos independientemente. -Malcolm Forbes.

2. Sé que hay fortaleza en las diferencias entre nosotros. Sé que hay confort donde coincidimos. -Ani DiFranco.

3. No sería mejor que todos pensásemos parecido; es la diferencia de opinión la que hace las carreras de caballos. -Mark Twain.

4. ¡No hay naciones! sólo hay humanidad. Y si no lo entendemos pronto, no habrá naciones porque no habrá humanidad. -Isaac Asimov.

5. El hombre sabio pertenece a todos los países, como casa para una gran alma está todo el mundo. -Demócrito.

6. Un individuo no ha empezado a vivir hasta que supera los estrechos confines de sus preocupaciones individualistas atendiendo a las más amplias preocupaciones de la humanidad. -Martin Luther King Jr.

7. La fortaleza se encuentra en las diferencias, no en las similitudes. -Stephen R. Covey.

8. Nunca es demasiado tarde para renunciar a tus prejuicios. -Henry David Thoreau.

9. Todos vivimos con el objetivo de ser felices; nuestras vidas son todas diferentes sin embargo la misma. -Anne Frank.

10. Reconócete en el y la que no son como tú y yo. -Carlos Fuentes.

5 CONSEJOS PARA EMPRENDER

1. Deja ir el control. No pretendas controlarlo todo, no hay un solo camino para alcanzar tu objetivo, aferrarte a algo que no está funcionando por el simple hecho de que es lo que habías determinado es un camino seguro hacia el fracaso. Mantente siempre abierto a nuevas formas de alcanzar tus objetivos.

2. No des excusas. No culpes a otros ni busques justificar tus errores, acepta la responsabilidad, ten la humildad de pedir disculpas y aprende.

3. Valora a tu equipo. Para que tu negocio alcance su máximo potencial debes integrar al equipo correcto y expresamente reconocer su contribución al éxito de la empresa.

4. Determina los valores de tu negocio. Si no tienes claro cuáles son los valores de tu empresa será difícil determinar si una decisión es correcta, estos ayudarán a transmitir consistencia y distinguirte de la competencia.

5. Controla tu miedo. Es común sentir miedo en algún punto del camino como emprendedor, lo cual es normal al encontrarte fuera de tu zona de confort, el riesgo es permitir que este te paralice o provoque que desistas. Acepta tu miedo y utilízalo como una motivación para seguir adelante.

5 TÉCNICAS PARA NO PROCRASTINAR

Los procrastinadores crónicos pueden ver cómo dejan ir sus sueños al evadir una tarea a la vez, estás técnicas te ayudarán a pasar de la idea de tener un negocio a realmente tenerlo:

1. Escríbelo. Parece obvio pero debes escribir tus tareas más importantes para tener una imagen clara de lo que debes hacer para alcanzar tus objetivos. Una vez escritos determina cuáles son las más importantes y enfócate en ellas.

2. Divídelo. Un elefante se come una mordida a la vez. Si tratas de construir un negocio demasiado rápido fallarás. Los grandes proyectos son el resultado de un proceso, haz algo cada día que te dirija hacia tu meta y se vuelva un hábito.

3. Haz la tarea más importante primero. Pregúntate si sólo pudieses dedicar dos horas esta semana a tu negocio qué harías o cuál tarea de tu lista produciría mayores resultados. Es más importante hacer las cosas adecuadas que el simple hecho de hacerlas, así que no hagas ninguna otra cosa hasta completar la tarea que has determinado que es la más importante.

4. Que alguien te vigile. El comprometerte con alguien a cumplir con determinada tarea te ayudará a hacerlo, el simple hecho de tener que informar a alguien si has cumplido o no te será útil.

5. Ejercita tu disciplina. La disciplina es como un músculo, si no se ejercita esta será débil pero si comienzas a ejercitarla cada vez será más sencillo serlo.

 

NO ES LO MISMO FLUJO DE CAJA QUE BENEFICIOS

Kirk W. McLaren, miembro de la Organización de Emprendedores en Washington, señala que es muy fácil sobresimplificar el éxito o el fracaso en un negocio reduciéndolo a activos y pasivos, o a beneficios y pérdidas.

La realidad es más compleja, pudiendo tener un negocio que genera beneficios sin que sea exitoso, todo depende del flujo de caja. Muchos dueños de negocio de manera equivocada consideran que los beneficios y el flujo de caja son lo mismo. Para que un negocio funcione debe generar beneficios mientras que también opera con un flujo de caja positivo, son parámetros financieros distintos a los que todo emprendedor debe dar un adecuado seguimiento.

La disponibilidad de efectivo puede mantener o quebrar una organización, es el flujo de caja, y no los beneficios, el que determina dicha viabilidad. De hecho un estudio ha determinado que el 82% de los negocios fracasan como resultado de una mala administración del flujo de caja.

El beneficio o ingreso neto es el remanente tras restar todos los gastos a los ingresos, y es la base sobre la que se calcula el impuesto. Por otro lado el flujo de caja es el monto de efectivo disponible en un negocio en cualquier momento como resultado de las entradas y salidas de dinero.

Un negocio con altos beneficios pero bajo flujo de caja tendrá dificultades para pagar sus cuentas. Esto puede pasar por ejemplo cuando vendes tus productos a un precio superior a su costo generando por ende beneficios, pero tal vez los clientes que los adquieren pagan dichos productos en 120 días pero tú debes pagar a tus proveedores en un plazo menor, así aun cuando tu negocio genera beneficios puede ser incapaz de cumplir con sus obligaciones.

La liquidez es la sangre de cualquier negocio y el principal indicador de salud financiera. Es por ello que debes administrar tus activos líquidos de manera responsable ya que un negocio no sobrevivirá sin liquidez. Los pequeños negocios pueden sufrir de falta de liquidez por constantemente reinvertir sus utilidades en el negocio mientras que lo ideal es de forma paralela crear una reserva.

La adecuada administración del flujo de caja implica planeación. Ten siempre presente que no sólo debes atender a los beneficios y mucho menos sólo a los ingresos para desarrollar un negocio exitoso.

QUE TUS CLIENTES SEAN LO MÁS IMPORTANTE

Actualmente una tarde de películas implica utilizar Netflix, hace 10 años seguramente implicaba visitar el Blockbuster más cercano. En aquél entonces esta empresa valía varios miles de millones de dólares, sin embargo hoy es un caso de estudio que refleja como las cosas pueden ir terriblemente mal.

El fracaso de Blockbuster no se debe a Netflix ni a la difusión de internet, sino a que la empresa dio por seguros a sus clientes. La empresa generó ingresos penalizando a la gente que pretendía servir, lo que generó que no hubiese lealtad por parte de los mismos. Negocios grandes y pequeños deben tener siempre presente que su fin es satisfacer las necesidades de sus clientes.

Aunque es muy sencillo decirlo, mantener el enfoque en los clientes no es fácil, la atención del emprendedor se empieza a dirigir hacia posicionar su marca, a sus competidores, a incrementar los rendimientos y a otros factores que hacen que paulatinamente y sin desearlo, el cliente deje de ser la prioridad.

La recomendación es hacer de tus clientes tu único objetivo, preguntarles qué es lo que desean, qué les hace falta, interactuar con ellos a fin de conocer sus retos y aspiraciones, permitir que participen en la creación de los productos y/o servicios que van a satisfacer sus necesidades. Nunca perder de vista que son ellos lo que más importa.

Recuerda que tú no eres tu cliente, comprueba que tu oferta realmente aporta un beneficio por el que tus clientes están dispuestos a pagar, de lo contrario tal vez no estás creando el valor que creías.

Haz que tus clientes sean la prioridad de tu negocio y que esto sea la cultura de tu empresa.