7 PUNTOS POR LOS QUÉ CREAR YA TU NEGOCIO

  1. Nunca ha habido mejor momento. Las barreras para entrar al mercado son más bajas que nunca, no requieres tener muchos inversores, ni siquiera un local físico. Puedes empezar tu negocio con sólo tu idea y una página web o en Facebook.
  2. No requieres de una formación específica. No necesitas tener un MBA o haber estudiado una carrera en específico para echar a andar tu negocio, basta tu determinación y que sepas reconocer tus puntos débiles a fin de acercarte a personas que te apoyen con ellos.
  3. Ayudarás a solucionar un problema. Independientemente de que un negocio para aportar valor busca solucionar un problema o mejorar las soluciones actuales disponibles para los clientes, al crear tu negocio también contribuirás a la generación de empleo y por lo tanto al desarrollo de la economía.
  4. Empieza con lo que tienes. Para facilitar que tu negocio genere utilidades busca reducir los gastos utilizando lo que ya tienes.
  5. Intercambia productos o servicios. Al buscar gastar lo menos posible puedes acordar pagar los servicios que requieres a cambio de los productos o servicios que ofrece tu negocio, si estos son de calidad y tienen el precio adecuado puede ser una opción interesante para todos los involucrados.
  6. Puedes ser creativo. La creatividad debe ser una característica básica en cualquier emprendedor, además de para distinguir tu negocio, utilízala para encontrar la forma de reducir costos y allegarte de las personas que te pueden apoyar en tus puntos débiles.
  7. Convierte tu pasatiempo en un negocio. La diferencia entre un pasatiempo y un negocio es que en el primero gastas dinero y con el segundo lo ganas, empieza a tratar a tu pasatiempo como un negocio y busca la forma de que este te genere ingresos.

QUE LAS EMOCIONES NO DESTRUYAN A TU EQUIPO

Según Liane Davey en su artículo «Handling Emotional Outbursts on Your Team», publicado en Harvard Business Review, los arrebatos emocionales no sólo son incomodos en un equipo de trabajo sino que podrían apropiarse de él, frenando la productividad y limitando la innovación.

Señala que no se debe permitir que los arrebatos eviten que se resuelva un asunto necesario para el negocio, sino entender que las emociones son señales de que el tema toca algo en lo que el otro cree o valora fuertemente, por lo que se deben ver los arrebatos como fuente de información emocional; fáctica o intelectual; y de motivos, valores o creencias.

Solemos atascarnos cuando sólo nos enfocamos en los primeros dos, emociones y hechos, muchos administradores se detienen ahí porque no saben como lidiar con las incomodas emociones. Hay algunos mitos que se suelen interponer en el camino de un líder de equipo:

No hay lugar para las emociones en el trabajo. Mientras haya humanos en el trabajo, habrá emociones. Ignorarlas o invalidarlas sólo las ocultará, las emociones encontrarán su escape, se debe decidir si este se da abiertamente o en las sombras.

No hay tiempo para hablar de los sentimientos de la gente. Evitar los asuntos relacionados con emociones sólo retrasará su impacto y cuando la gente no se siente escuchada sus sentimientos aumentan hasta que se tiene que lidiar con algo realmente destructivo.

Las emociones desviarán la toma de decisiones. Las emociones necesariamente afectan la toma de decisiones, se tiene que decidir si se quiere ser explícito sobre cuánto y cómo lo hacen, o si se prefiere no mencionarlo.

Es importante ser consciente de dichos mitos ya que los arrebatos son más propensos si las personas no se sienten comprendidas. La clave es tener una discusión que incluya hechos, emociones, y valores. Las emociones se suelen disipar si la gente se siente escuchada, para ello se debe: detectar la emoción cuanto antes atendiendo a posibles contradicciones entre el lenguaje verbal y corporal; escuchar y atender atentamente a las respuestas verbales y corporales sobre los hechos, sentimientos y valores; realizar preguntas que permitan ir removiendo capas hasta determinar los valores involucrados; y resolverlo, al determinar los valores del otro y expresarlo, este reflejará alivio y el equipo tendrá clara la razón del desacuerdo.

Una vez que todos tienen la información sobre los hechos, emociones y valores, se tendrá claro qué es lo que se debe resolver, y al validar las emociones la gente tenderá a ser menos emocional. Por ello es importante atender los temas relacionados con emociones lo antes posible.

SIGNOS DE QUE MICROGESTIONAS

Microgestionar provoca que los empleados se sientan frustrados y desmotivados. Sin embargo muchos de los jefes que lo hacen no son conscientes de ello. Los signos para detectarlo son:

  • Siempre sientes que tú habrías hecho las cosas mejor.
  • Nunca estás satisfecho con los resultados.
  • Pides constantes actualizaciones de los avances de todos los miembros del equipo.
  • Te enfocas en los detalles y te causa gran satisfacción corregir.
  • Pides que te marquen copia de todos los mails.

Microgestionar puede dar resultados en el corto plazo, pero a la larga impactará negativamente a tu equipo, a tu empresa y a ti mismo. Estos son algunos puntos para que gestiones mejor:

  • Sé abierto a la forma de trabajar de tu equipo y no sólo busques imponer la tuya. Acepta sus puntos débiles y tenlos presentes al asignar responsabilidades.
  • Establece prioridades y determina en qué temas realmente aportas valor.
  • Señala claramente qué esperas de cada tarea asignada pero no des instrucciones de cada paso a seguir.
  • El motivo principal para microgestionar es el miedo a fallar, lo cual contribuye a un bajo desempeño del equipo que aprenderá a sólo seguir tus instrucciones. Reconoce sus habilidades y capacidades.

5 MIEDOS QUE TE IMPIDEN EMPRENDER

Si te pasas la vida diciendo que quieres emprender pero sigues sin hacerlo puede que alguno de estos miedos sea la razón:

1. Miedo a no tener un ingreso seguro. Puedes contrarrestarlo al empezar tu empresa mientras conservas tu trabajo regular, la ventaja es que mientras lo desarrollas tendrás un ingreso asegurado, la desventaja es que no te podrás dedicar al 100% a desarrollarlo.

2. Miedo al fracaso. Para emprender debes ser optimista pero a la vez consciente de que el fracaso forma parte del camino, por lo que debes ser capaz de lidiar con él.

3. Temor a empezar. Puedes pasar tu vida hablando del negocio que te gustaría tener y siempre encontrar algún motivo para no iniciarlo. No importa que no estés totalmente listo, comienza ya que de lo contrario nunca lo harás.

4. Temor a darte cuenta de que tu idea no era tan buena. Solemos estar convencidos de que nuestra idea vale millones, pero postergamos ponerla en marcha por miedo a darnos cuenta de que en realidad no era así. Engañarte no sirve de nada, lo mejor es que lo compruebes cuanto antes.

5. Miedo a ser criticado. Emprender en cierto grado implica ir en contra de lo establecido y seguramente habrá gente, incluso muy cercana, que te critique por poner en riesgo una supuesta estabilidad. Se siempre prudente pero nunca cobarde.

http://verkko.com.mx

¿TIENES MIEDO AL ÉXITO?

Muchas veces escuchamos a la gente decir que quieren hacer algo pero no hacen nada para realmente hacerlo. Esto se puede deber al miedo al éxito, el cual es fácil de detectar en otros pero no en nosotros mismos. Una vez que lo detectes te podrás dar cuenta de que te estás saboteando a ti mismo, estos tres puntos te ayudarán a hacerlo:

1. Temes que el éxito complique tu vida. Tal vez creas que mayor éxito implicará más trabajo, lo cual te separaría más tiempo de tu familia y de aquellas actividades que tanto disfrutas, o bien que al alcanzarlo tendrás que lidiar con más clientes descontentos y con ataques de la competencia. El tener éxito no necesariamente significa menor tiempo si administras y delegas de la forma adecuada. Respecto a los clientes y competencia, el éxito te permitirá tener la experiencia y equipo necesarios para hacer frente a estas situaciones que aun cuando se diesen no podrían eclipsar tu satisfacción por haber alcanzado tu meta.

2. Te preocupan las opiniones de otros. El éxito implica tener más miradas encima, pero esto no debe generar miedo a los juicios o criticas, ni siquiera si estos provienen de amigos o familia. Debes entender que de cualquier forma las criticas estarán presentes a lo largo del camino pero dependerá de ti si permites que estas determinen tu siguiente paso, lo mejor será escucharlas objetivamente por si existe algo constructivo que te ayude a mejorar pero no permitas que generen emociones que afecten tu desempeño.

3. Tienes miedo a no poder manejar más responsabilidades. Tal vez no estás seguro de tener la capacidad suficiente para hacer frente a las responsabilidades que derivarían del éxito tanto dentro de tu negocio como fuera de este. Nadie está totalmente preparado para lo que viene y si esperas a estarlo nunca vendrá nada importante.

Querer hacer algo es muy distinto a realmente hacerlo, recuerda que un plan ejecutado rápidamente hoy es mejor que un plan perfecto ejecutado la próxima semana. Debes constantemente realizar acciones dirigidas hacia tu objetivo, de forma tal que el actuar se vuelva el hábito y no lo sea el sólo hablar de tus planes y deseos.

Todos decimos querer tener éxito pero tal vez estamos haciendo cosas que no nos permiten alcanzarlo por miedo, y muchas veces no somos consientes de este, por lo que debes hacer un honesto análisis para determinar si esta es la razón que te está deteniendo.

http://Verkko.com.mx

7 FORMAS PRÁCTICAS DE ATRAER CLIENTES

Todo emprendedor debe desarrollar la hábilidad de captar nuevos clientes, aquí hay siete formas prácticas de hacerlo:

1. Conoce a tu cliente.

Es importante determinar claramente tanto quién es nuestro cliente como quién no lo es, así sabremos a quién deberemos dirigirnos y quiénes son nuestros potenciales nuevos clientes.

Al determinar aspectos de nuestros clientes como la edad, nivel educativo, genero, entre otros, nos permitirá saber cuál es el lenguaje apropiado para dirigirnos a ellos y qué medios son los más adecuados para hacerlo. Debemos crear lo más detalladamente posible a nuestro cliente objetivo imaginario para comprender sus gustos, intereses, temores y necesidades.

2. Incentiva a tus clientes actuales.

Los mejores promotores de nuestro negocio son nuestros clientes actuales, el ser humano confía en las recomendaciones de sus iguales. Por ello se deben incentivar mediante por ejemplo descuentos, productos gratis o eventos especiales. Ellos lo transmitirán a personas que confían en ellos pudiendo convertirse en nuevos clientes.

3. Red de contactos.

Generar contactos es una de las mejores formas de atraer nuevos clientes.

Crear y mantener una red de contactos dentro del sector es importante para conocer los cambios que surjan en el mismo y permite entender mejor qué es lo que buscan nuestros clientes objetivo.

4. Explorar distintos canales de venta.

Se debe explotar tanto la venta en línea como la física, muchos emprendedores no explotan la oportunidad de ofrecer sus productos o servicios en internet mientras que otros no obtienen la información que ofrecen directamente los clientes al realizar ventas fuera de línea.

5. Tener relaciones públicas de alta calidad.

Una estrategia adecuada de relaciones públicas puede generar nuevos clientes, por ello es importante determinar cuales medios resultan relevantes para nuestros consumidores objetivo y utilizarlos.

6. Explorar distintos modelos de precios.

Dentro del mercado objetivo encontraremos personas con diferente poder adquisitivo por lo que es buena idea plantear diversas versiones de nuestros productos o servicios con distintos precios a fin de poder captarlos.

7. Publicidad.

Existen diversas opciones como televisión, radio, publicaciones impresas o internet. Estos pueden generar nuevos clientes mediante un costo.

Debemos determinar cuál es el fin de la publicidad y verificar que el medio elegido sea el ideal para llegar al consumidor objetivo.

Seguramente podrás poner en práctica alguno de los anteriores para atraer más clientes a tu negocio.

http://Verkko.com.mx

Basado en artículo «7 Steps to Winning New Coatumers» de Tallat Mahmood de 18 de marzo de 2017 en entrepreneur.com