10 lecciones que algunos emprendedores han aprendido de sus madres

Madre besando bebé emprendedor

 

En el día de las madres compartimos 10 lecciones que algunos emprendedores han aprendido de sus madres y que les han ayudado en su camino, seguramente alguna también tú la has aprendido de la tuya:

  1. Nunca te consideres un producto terminado. Sin importar la edad siempre habrá aspectos por mejorar, por lo que activamente debes buscar esa mejora continua, no dejando lugar para frases como «es que yo soy así» o «ya soy grande para aprender o mejorar».
  2. No esperes que te digan qué hacer. No basta con cumplir con la tarea asignada, de este modo pasaras la vida esperando que te digan qué hacer y estarás satisfecho simplemente por hacerlo bien.
  3. Crea. Sé curioso, ten pasión por crear, ya sean cosas, historias, canciones o ideas. En un futuro esa pasión te ayudará a crear tu empresa.
  4. Trata a todos con respeto. Nadie en este mundo vale más que tú, pero tampoco tú vales más que los demás. Así tratarás correctamente a tus socios, colaboradores y clientes.
  5. Sé persistente. Los emprendedores suelen escuchar muchos «no» en su camino, debes ser persistente para no considerarlos una respuesta final sino obstáculos, debiendo ser creativo para encontrar una manera de superarlos.
  6. Rompe las reglas. No porque alguien más te diga que las cosas deben ser de cierta forma realmente deben ser así. Analiza, cuestiona y propón formas distintas que puedan ser mejores para las partes o para su entorno.
  7. No te preocupes, ocúpate. En situaciones complicadas tu mente se puede llenar de pensamientos negativos que de no ser controlados te paralizarán e impedirán que salgas adelante, no te permitirán imaginar posibles soluciones. Acepta las circunstancias y trabaja en encontrar la forma de mejorarlas.
  8. Hay más de una perspectiva. Debes entender que un mismo objeto o hecho puede verse desde diferentes ángulos, por lo que se pueden afirmar cosas distintas sin que alguno esté mintiendo o esté equivocado. Escucha y analiza desde la perspectiva del otro antes de confrontar o cerrarte.
  9. El esfuerzo importa más que una calificación. No te acostumbres a luchar por una calificación sino a dar tu máximo esfuerzo, cada persona tiene habilidades distintas, para algunos obtener una buena calificación en cierta asignatura no representa mayor esfuerzo, mientras que otros realmente deben esmerarse para apenas pasar. El esfuerzo te hará mejorar, el conformismo te llevará a la mediocridad, sólo tú sabes hacia dónde te diriges.
  10. Ten presente que no estás solo. Siempre habrá gente a tu alrededor dispuesta a apoyarte, debes tener la humildad para reconocer que no lo sabes todo y que con el apoyo adecuado llegarás más lejos, sin embargo es importante que sepas distinguir y dejar ir a aquellos que te transmiten negatividad y a aquellos que se vuelven lastres en tu camino.

Y tú ¿qué lección enseñarías a tus hijos que en un futuro les ayude a emprender?

 

VERKKO® http://www.verkko.com.mx

Carlos F. Martínez Tripp @MartinezTripp