7 PUNTOS POR LOS QUÉ CREAR YA TU NEGOCIO

  1. Nunca ha habido mejor momento. Las barreras para entrar al mercado son más bajas que nunca, no requieres tener muchos inversores, ni siquiera un local físico. Puedes empezar tu negocio con sólo tu idea y una página web o en Facebook.
  2. No requieres de una formación específica. No necesitas tener un MBA o haber estudiado una carrera en específico para echar a andar tu negocio, basta tu determinación y que sepas reconocer tus puntos débiles a fin de acercarte a personas que te apoyen con ellos.
  3. Ayudarás a solucionar un problema. Independientemente de que un negocio para aportar valor busca solucionar un problema o mejorar las soluciones actuales disponibles para los clientes, al crear tu negocio también contribuirás a la generación de empleo y por lo tanto al desarrollo de la economía.
  4. Empieza con lo que tienes. Para facilitar que tu negocio genere utilidades busca reducir los gastos utilizando lo que ya tienes.
  5. Intercambia productos o servicios. Al buscar gastar lo menos posible puedes acordar pagar los servicios que requieres a cambio de los productos o servicios que ofrece tu negocio, si estos son de calidad y tienen el precio adecuado puede ser una opción interesante para todos los involucrados.
  6. Puedes ser creativo. La creatividad debe ser una característica básica en cualquier emprendedor, además de para distinguir tu negocio, utilízala para encontrar la forma de reducir costos y allegarte de las personas que te pueden apoyar en tus puntos débiles.
  7. Convierte tu pasatiempo en un negocio. La diferencia entre un pasatiempo y un negocio es que en el primero gastas dinero y con el segundo lo ganas, empieza a tratar a tu pasatiempo como un negocio y busca la forma de que este te genere ingresos.

FRASES QUE TE AYUDARAN A SER PERSISTENTE

  • Nada en el mundo puede tomar el lugar de la perseverancia. El talento no lo hará; nada más común que los hombres con talento sin éxito. La genialidad no lo hará; genios sin recompensa es casi un proverbio. La educación no lo hará; el mundo está lleno de educados abandonados. Sólo la persistencia y la determinación son omnipotentes. – Calvin Coolidge.
  • Energía y persistencia conquistan todas las cosas. – Benjamin Franklin.
  • El éxito es casi totalmente dependiente de la determinación y la persistencia. La energía extra necesaria para hacer otro esfuerzo o intentar otro acercamiento es el secreto de la victoria. – Denis Waitley.
  • Nunca permitas que tu persistencia y pasión se conviertan en necedad e ignorancia. – Anthony J. D’Angelo.
  • Cuando conozco personas exitosas les hago 100 preguntas sobre a qué atribuyen su éxito. Suele ser lo mismo: persistencia, trabajo duro y contratar a la gente adecuada. – Kiana Tom.
  • El éxito es tropezar de fracaso a fracaso sin perder el entusiasmo. – Winston Churchill.
  • Al conocer los arboles entiendo el significado de la paciencia. Al conocer el pasto entiendo el significado de la persistencia. – Hal Borland.
  • Si deseas estar al frente, entonces actúa como si estuvieses atrás. – Lao Tzu.

PREPARA A TUS HIJOS PARA EMPRENDER

Estas son algunas lecciones que te pueden ayudar a preparar a tus hijos para emprender:

1. Cómo manejar el dinero. Es importante que aprendan le diferencia entre recibir y ganar dinero, por lo que es recomendable enseñarles algunos trabajos que pueden realizar para ganarlo; desarrollar hábitos tan simples como ahorrar; distinguir entre cosas que quieran y las que necesitan; y la diferencia entre ahorrar e invertir.

2. Realizar quehaceres a cambio de un pago. Estos deben ser distintos a sus responsabilidades habituales en el hogar ya que al realizarlos obtendrá a cambio un pago, esto le enseñará a generar ingresos y la responsabilidad que implica comprometerse a llevarlos a cabo.

3. Distinguir entre el buen y mal servicio al cliente. Utilizar un buen o mal servicio como una oportunidad para explicar a tus hijos la diferencia y su importancia, preguntarle qué podría haberse hecho mejor o qué considera que ha hecho ese servicio especial.

4. Detectar oportunidades para vender sus bienes. En lugar de que los juguetes que tus hijos ya no usan se guarden, se pueden aprovechar para enseñarles que estos tienen un valor que otros pueden estar dispuestos a pagar.

5. Apreciar las habilidades propias y de otros. Enseñar que nadie es bueno para todo, por lo que es importante reconocer las habilidades ajenas y formar equipos que se complementen.

Basado en artículo «5 Lessons We Should Teach Our Kids To Better Prepare Them For Entrepreneurship» de Bill Green publicado en Inc. Magazine.

QUE LAS EMOCIONES NO DESTRUYAN A TU EQUIPO

Según Liane Davey en su artículo «Handling Emotional Outbursts on Your Team», publicado en Harvard Business Review, los arrebatos emocionales no sólo son incomodos en un equipo de trabajo sino que podrían apropiarse de él, frenando la productividad y limitando la innovación.

Señala que no se debe permitir que los arrebatos eviten que se resuelva un asunto necesario para el negocio, sino entender que las emociones son señales de que el tema toca algo en lo que el otro cree o valora fuertemente, por lo que se deben ver los arrebatos como fuente de información emocional; fáctica o intelectual; y de motivos, valores o creencias.

Solemos atascarnos cuando sólo nos enfocamos en los primeros dos, emociones y hechos, muchos administradores se detienen ahí porque no saben como lidiar con las incomodas emociones. Hay algunos mitos que se suelen interponer en el camino de un líder de equipo:

No hay lugar para las emociones en el trabajo. Mientras haya humanos en el trabajo, habrá emociones. Ignorarlas o invalidarlas sólo las ocultará, las emociones encontrarán su escape, se debe decidir si este se da abiertamente o en las sombras.

No hay tiempo para hablar de los sentimientos de la gente. Evitar los asuntos relacionados con emociones sólo retrasará su impacto y cuando la gente no se siente escuchada sus sentimientos aumentan hasta que se tiene que lidiar con algo realmente destructivo.

Las emociones desviarán la toma de decisiones. Las emociones necesariamente afectan la toma de decisiones, se tiene que decidir si se quiere ser explícito sobre cuánto y cómo lo hacen, o si se prefiere no mencionarlo.

Es importante ser consciente de dichos mitos ya que los arrebatos son más propensos si las personas no se sienten comprendidas. La clave es tener una discusión que incluya hechos, emociones, y valores. Las emociones se suelen disipar si la gente se siente escuchada, para ello se debe: detectar la emoción cuanto antes atendiendo a posibles contradicciones entre el lenguaje verbal y corporal; escuchar y atender atentamente a las respuestas verbales y corporales sobre los hechos, sentimientos y valores; realizar preguntas que permitan ir removiendo capas hasta determinar los valores involucrados; y resolverlo, al determinar los valores del otro y expresarlo, este reflejará alivio y el equipo tendrá clara la razón del desacuerdo.

Una vez que todos tienen la información sobre los hechos, emociones y valores, se tendrá claro qué es lo que se debe resolver, y al validar las emociones la gente tenderá a ser menos emocional. Por ello es importante atender los temas relacionados con emociones lo antes posible.

COMER DURANTE UNA NEGOCIACIÓN MEJORA EL ACUERDO

Lakshmi Balachandra señala que el comer juntos es una parte común del proceso de negociación a través de las culturas. Pero él quiso determinar si lo acuerdos mejoran cuando la gente discute asuntos importantes durante una comida.

Para determinarlo realizó dos experimentos. En el primero comparó negociaciones que se llevaron a cabo durante una comida con otras que se realizaron en salas de conferencias sin que hubiese nada que comer. En el segundo experimento todas las negociaciones se realizaban en salas de conferencias, algunas con comida y otras sin esta. En todas las negociaciones el caso estaba diseñado para que el resultado mejorase si las partes compartían información y trabajaban juntas para determinar la forma de generar mayor valor.

Los estudiantes que comieron juntos mientras negociaban, ya fuese en un restaurante o en una sala de conferencias, crearon beneficios significativamente mayores. Quienes negociaron comiendo en un restaurante generaron acuerdos 12% superiores, mientras que aquellos que comieron en la sala de conferencias superaron en un 11% a quienes no consumieron alimentos. Lo anterior implica que comer mientras se deciden asuntos importantes ofrece beneficios medibles a través de discusiones mutuamente productivas.

Lakshmi Balachandra además realizó un tercer experimento para determinar si los mejores resultados se generaban por comer juntos o por el simple hecho de compartir una actividad ajena a la negociación. Los negociadores que realizaron juntos una actividad distinta no generaron mejores resultados en la negociación que aquellos que sólo negociaron.

Él esperaba que tanto el comer como realizar otra actividad juntos incrementase la confianza entre las partes, y que tal vez el comer la incrementase aún más, sin embargo el nivel de confianza no aumentó. Señaló que tal vez los resultados de una negociación mejoran si las partes comen juntos debido a factores biológicos como el incremento de glucosa, ya que investigaciones han demostrado que el consumo de esta mejora actividades cerebrales complejas, facilita el autocontrol y regula los perjuicios y los comportamientos agresivos. Otra investigación ha demostrado que la imitación inconsciente del comportamiento lleva a conductas más pro sociales, por lo que la mutua imitación inconsciente puede producir sentimientos positivos tanto hacia el otro como hacia el problema que se discute.

Si bien no es clara la razón por la cual los resultados mejoran si las partes comen juntas, será una decisión inteligente proponerlo en tu próxima negociación.

Basado en artículo «Should You Eat While You Negotiate?» de Lakshmi Balachandra en Harvard Business Review.

3 CARACTERÍSTICAS DE UN VERDADERO EMPRENDEDOR

Hay tres aspectos que distinguen a quienes tienen lo necesario para ser exitosos como emprendedores:

1. Los verdaderos emprendedores se preocupan más por ser los mejores que porque otros los reconozcan como los mejores. Algunos de los emprendedores más exitosos utilizan jeans y playera, no cadenas de oro, ni relojes costosos, sólo les importa el trabajo, mientras que la mayoría de aspirantes a ser exitosos buscan aparentarlo mediante cosas materiales y hablando de ellas.

2. Los verdaderos emprendedores no tienen fines de semana. Ser emprendedor puede implicar tomar una tarde libre si se desea pero regularmente se tiene que trabajar sin importar qué día de la semana es. Al construir una empresa te enfocas en ello para lograrlo sin tener en cuenta si los demás están descansando o no.

3. Los verdaderos emprendedores conviven con otros verdaderos emprendedores. Es muy sencillo convivir con aspirantes a emprendedores pero para hacerlo con los verdaderos emprendedores sólo debes enfocarte en ser el mejor en lo que haces y ellos te buscarán, enfócate en el trabajo.

Basado en «Here Are 3 Ways To Tell Whether You’re Succeed Or Fail At Entrepreneurship» de Nicolas Cole publicado en Inc. Magazine.

4 PASOS PARA TENER GRANDES IDEAS SEGÚN HARVARD

David Rock y Josh Davis en Harvard Business Review, señalan que para generar ideas solemos creer que el mejor camino es realizar una lluvia de ideas y elaborar una detallada hoja de cálculo con un plan paso a paso. Sin embargo, tanto la evidencia basada en anécdotas como las investigaciones publicadas sugieren que un momento de inactividad es igual o incluso más importante.

La gente suele decir que las mejores decisiones no las toma buscándolas activamente sino tomando una ducha o haciendo ejercicio. Los momentos de inspiración que aportan soluciones inesperadas y brillantes suelen surgir cuando nuestra mente está tranquila y nuestra consciencia se encuentra en reposo. Estos momentos de inspiración pueden solucionar problemas que son muy complicados para nuestra mente consciente.

Dichos momentos pueden ser generados por condiciones específicas, como los siguientes cuatro pasos:

Identifica las señales. Solemos estar rodeados de gente pero el silencio y la soledad son cruciales para dar pie a los momentos de inspiración. La tranquilidad derivada de la meditación ha sido ligada con una mejor toma de decisiones, según los estudios bastaron 15 minutos meditando sin distracciones para tomar mejores decisiones porque esto hacia a la gente más resistentes a sus predisposiciones. Por ello es importante que se tomen descansos para tener un momento a solas.

Mira tu interior. Una vez que te encuentres en un lugar tranquilo enfócate en tus pensamientos e ignora lo que sucede a tu alrededor. Las investigaciones han demostrado que antes de un momento de inspiración el cerebro refleja que la información externa se ha reducido, lo cual permite identificar la gran idea.

El enfoque interno va de la mano con la mente deambulante, Edison de manera rutinaria dejaba que su mente deambulara esperando capturar partes de pensamientos innovadores y tomaba nota de ellos.

Para estimular condiciones óptimas para soñar despierto no se debe saturar el día sino dejar espacios de manera regular.

Aproxímate positivamente. La idea de tomar una decisión importante puede generar mucha ansiedad la cual es el principal enemigo de una visión creativa, la ansiedad genera mucho ruido en el cerebro sin dejar espacio para la introspección. Las investigaciones han demostrado que sentirse incluso ligeramente feliz facilita generar grandes ideas y soluciones creativas a los problemas. Esto se debe a que la gente suele percibir mayor cantidad de información cuando se sienten contentos que cuando están preocupados.

Al tomar una decisión importante debemos tener en cuenta nuestro estado de ánimo y en su caso hacer algo para mejorarlo.

Esfuérzate menos. Nos han enseñado que antes de tomar una decisión importante debemos pensarlo mucho, pero la creatividad surge cuando no se esta haciendo un esfuerzo por decidir qué hacer. Alejarse de la deliberación es clave para una adecuada toma de decisión.

Tomar un descanso de pensar en un problema puede liberar pensamientos inconscientes que permiten darnos cuenta si la estrategia para resolver el problema era incorrecta.

«4 Steps to Having More «Aha» Moments» de David Rock y Josh Davis en Harvard Business Review.

DELEGAR AUMENTA TU CAPACIDAD

Al convertirte en líder debes aprender a dejar de hacer y empezar a liderear. Tal vez tus compañeros y jefes admiren tu voluntad de seguir realizando el trabajo que solías hacer, pero en la medida que tus responsabilidades se vuelvan más complejas será imposible que seas un líder efectivo si continúas por ese camino.

El límite de lo que eres capaz de hacer aumentará en proporción al número de colaboradores que empoderes, de la misma manera dicha capacidad disminuirá con cada tarea de la que innecesariamente te hagas cargo.

Como líder debes volverte más esencial e involucrarte menos, ser esencial y estar involucrado no es lo mismo, así como estar ocupado no implica necesariamente ser productivo. Debes moldear el pensamiento de los demás en lugar de determinar sus planes.

Para saber si estás involucrándote demasiado imagina que te debes ausentar del trabajo una semana y pregúntate si las prioridades avanzarían sin ti.

Al delegar es importante que transmitas tus razones por las cuales consideras que la tarea es relevante, de qué manera el otro encaja para alcanzar el objetivo y qué es lo que está en juego, de esta manera lograrás que realmente se involucre. Al entender lo relevante de su participación para lograrlo, existirá un verdadero compromiso de su parte. Es importante transmitir claramente qué es lo que esperas y asegurarte de que el otro lo haya comprendido.

Evita caer en el otro extremo en el que simplemente te desentiendes del trabajo que realizan tus colaboradores. No se trata de decir que no a todo requerimiento que te hagan, sino de aprender a distinguir cuándo es necesario intervenir, cuándo rechazar, y cuándo atenderlo para determinar quién es la persona más adecuada para hacerse cargo.

Basado en artículo «To Be a Great Leader, You Have to Learn How to Delegate Well» de Jesse Sostrin, publicado en Harvard Business Review.

COBRAR BARATO ES UN ERROR

Suele ser difícil para un asesor o para un freelancer determinar cuánto cobrar por su experiencia y su tiempo. Cabe la posibilidad de que los clientes no acepten el monto planteado por considerarlo elevado, pero reducirlo a un punto que lo resientas es aún peor.

No es posible que hagas un buen trabajo para otros si no te es posible mantenerte en el negocio. Cobrar un precio justo es lo que te permitirá crear valor a largo plazo.

Cobrar un precio bajo envía una mala señal, todos tenemos claro que al cobrar un precio elevado podemos no llegar a un trato con los clientes, pero el cobrar un precio bajo puede ser igual de perjudicial ya que puede enviar una señal de inexperiencia o baja calidad. El precio se suele relacionar con la calidad, por lo que si este es percibido como bajo por los clientes transmitirá que los servicios que se ofrecen carecen de valor.

Desarrolla una red de contactos de colegas confiables a fin de que te proporcionen información honesta de las tarifas y términos comunes en tu mercado, esto te permitirá saber si estás cobrando demasiado o si por el contrario estás dejando ir dinero.

Cobrar poco generará que te sientas agotado y desmotivado, ya que sin importar cuánto trabajes la compensación recibida no te hará feliz y tarde o temprano esto se reflejará en tu estado de ánimo y en la calidad de tu trabajo, por lo que deberás ajustar tus honorarios para que estés cómodo y contento con tu trabajo.

Realiza ajustes graduales, puedes ir plantando diversas tarifas a distintos clientes hasta encontrar resistencia de su parte, lo cual será una señal de que debes mantener tu propuesta o incluso reducirla un poco hasta que tu reputación y experiencia te permitan incrementarla de nuevo.

Una vez que hayas determinado una tarifa justa por tus servicios no permitas que esta sea regateada por tus clientes, recuerda todo el tiempo y preparación que han sido necesarios para generar los conocimientos por los que estás cobrando. Siempre habrá alguien que cobre más barato que tú, pero los clientes tarde o temprano aprenderán que basar sus decisiones con base en el precio y no en la calidad es un costoso y en ocasiones peligroso error.

Basado en artículo «Why You Should Charge Clients More Than You Think You’re Worth» de Dorie Clark publicado en Harvard Business Review el 16 de octubre de 2017.

5 PUNTOS PARA AUMENTAR TU CREATIVIDAD

1. Tranquilidad. Planea cierto tiempo cada día alejado de distracciones para pensar. Evita intentar hacer varias cosas a la vez, de lo contrario mantendrás alejada a la creatividad.

2. Compromiso. La creatividad requiere de dedicación, genera el hábito de escuchar las opiniones de tu equipo y de tus clientes, esto te permitirá entender sus necesidades y dirigir tus pensamientos a posibles soluciones.

3. Relajación. La creatividad requiere paciencia y no puede ser forzada. Cuando te esfuerzas en recordar algún dato lo más probable es que no te sea posible, lo mismo sucede con la creatividad, lo mejor es relajarnos para facilitar que se de.

4. Liberar. Acepta que no puedes hacerlo todo, mantén siempre tiempo disponible para actividades ajenas al trabajo e inicia algunas actividades nuevas, esto abrirá tu mente y generará mayor creatividad.

5. Enseña. Quien enseña en ocasiones aprende más que sus alumnos, las dudas y comentarios de estos pueden resultar inspiradores y pueden dar pie a ideas creativas.