5 FORMAS DE MEJORAR LA ESCUCHA ACTIVA

 

 

 

 

 

Una de las habilidades menos atendidas pero de las más importantes en la comunicación es aquella que podría parecer más simple y que no implica expresiones, la escucha activa. Tal vez esto se deba a que la mayoría creemos saber escuchar e incluso podríamos considerar absurdo plantearnos aprender a hacerlo ya que se podría afirmar que es algo que hemos hecho toda la vida, pero ¿realmente lo hacemos bien?

Cuántas veces durante una conversación, mientras el otro habla, nuestra mente está ocupada pensando en lo que nosotros queremos decir o incluso en temas ajenos a la conversación, otros disfrutan mucho hablar sin permitir al otro manifestarse adecuadamente. Debemos saber cuándo es momento de dejar de hablar y empezar a escuchar, y al hacerlo concentrarnos en lo que el otro está expresando, esto implica la escucha activa, no basta con estar frente al otro sin tapar nuestros oídos, sino que debemos actuar para guardar silencio y mantener nuestra mente enfocada en recibir adecuadamente la información que el otro transmite.

Algunos puntos para mejorar la escucha activa son:

1. Presta atención al otro. Esto implica guardar silencio y eliminar cualquier distractor, incluido nuestro teléfono.

2. Controla tus emociones. Las emociones fuera de control pueden generar pensamientos que no nos permitan escuchar a la otra persona, que hagamos prejuicios sobre lo que el otro está expresando o provocar que no le permitamos hablar.

3. Usa el lenguaje corporal adecuado. Debemos ser conscientes de lo que expresamos con nuestro cuerpo para que la otra persona no perciba aburrimiento, ansiedad o desinterés de nuestra parte. La mirada hacia arriba, la barbilla reposando sobre nuestra mano y el golpeteo constante de nuestros dedos en la mesa son algunos ejemplos de un lenguaje corporal erróneo, lo ideal, entre otros, es una postura y ademanes abiertos, dirigir la mirada a la otra persona y ocasionalmente asentir con la cabeza.

4. Realiza las preguntas adecuadas. Para que la otra persona se exprese lo mejor es realizar preguntas abiertas, y en caso de que no entendamos algo de lo que está transmitiendo o no estemos de acuerdo con lo que está expresando, debemos preguntar para aclarar o bien para que nos ayude a entender su punto de vista.

5. Parafrasea. Es recomendable que formulemos con palabras distintas la información que está transmitiendo la otra persona, esto reflejará interés de nuestra parte y a la vez nos permite verificar que lo que estamos entendiendo realmente es lo que el otro quiere transmitir.

Al mejorar la habilidad de la escucha activa generaremos confianza, manifestaremos cierta humildad, transmitiremos a los demás respeto y será más sencillo resolver algún conflicto.

Carlos F. Martínez Tripp. @MartinezTripp

Autor Carlos F. Martínez Tripp


Convencido de que el emprendimiento, la equidad y la educación con valores son los motores necesarios para mejorar la sociedad. Licenciado en Derecho por la UP (Ciudad de México), Especialista en Derecho de la Propiedad Industrial e Intelectual por la UP (Ciudad de México), Master en Asesoría Jurídica de Empresas por el IE (Madrid).

Deja una respuesta